Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 16 de febrero de 2011

Escalando el Cotopaxi

Erase una vez en Quito, nos encontrabamos con mi amigo cordobés en la casa de unas americanas que quien sabe que puta hacían en Ecuador. Teniián una gata hermosa que yo la llame Pantera, y la verdad que era agradable estar con ellas porque eran muy divertidas.
Se preguntarán que carajo tiene que ver con escalar un volcán. La cosa es que a la casa de esas americanas que tenían un gato hermoso llegó un chabón de Canadá que también quería escalar el Cotopaxi como yo, y la verdad es que yo tenía todo preparado y lo único que me faltaba era un compañero para hacerlo. Se lo dije y accedió de inmediato. Averiguamos cuando era el mejor día para hacerlo y era el jueves en la noche, este volcán requiere escalar en hielo por lo cual hay que hacerlo de noche porque la nieve esta mas dura.
Alquilamos el equipo y nos mandamos con mi carpa, los slepping y una cocina a garrafita. El bus que va a Latacunga te deja en la entrada al parque y de allí una camioneta te lleva cerca del rufugio. Es una mierda caminar con todo el equipo hasta arriba; pero vale la pena porque nos ahorramos muchos dólares yendo por nuestra cuenta jajaja.
El clima no estaba mal, no estaba despejado como decían pero era posible sobrevivir. Como nosotros eramos demasiado rata como para pagar el refugio que cuesta 20 dólares, entrada al parque aparte ($2), preguntamos donde armar la carpa aunque el lugar que nos dijeron era una mierda llena de nieve pudimos ver una estructura de cemento donde la armamos. Terminamos antes de que anocheciera y nos metimos adentro para tratar de cocinar, en toda la vuelta no habíamos almorzado. No se que mierda pasó pero no pudimos prender la cocina y por ende no comimos la pasta que llevábamos. En lugar de eso tuvimos que ingerir media zanahoria, medio pimiento crudo, algunos dientes de ajo y sopa que hicimos con un sobrecito de knorr y nieve, no era la mejor comida del mundo pero estábamos muriendo. A eso de las 6 pm intentamos dormirnos; pero en una carpa de una persona ocupada por dos y sus mochilas además de el bolsón con el equipo no era muy fácil. Eso sin contar el frío abrasador que estamos pasando; no se si han acampado en la playa pero todas tus cosas terminan llenas de arena, acampando en la nieve todas tus cosas terminan llenas de nieve que se derrite y todo lo que haya dentro termina mojado.
Sin haber dormido un carajo nos levantamos un poco antes de las doce para prepararnos para salir. Intentamos comer pero lo único que pudimos tragar fue el poco de sopa que quedaba. Sin mucho combustible en nuestros estómagos emprendimos la aventura siguiendo las pisadas de un grupo de franceses que iba adelante.
Al principio todo iba muy bien y caminar por la nieve en medio de la noche era genial. Hasta que empezaron los problemas con los grampones que se me salían a cada rato porque eran una mierda!!!!!!!!! De todos modos era un obstaculo superable y seguimos caminando sin demasiados problemas. Llevábamos varias horas y estábamos cerca de la cima, como a una hora no más, cuando se empezó a sentir la falta de energía.
Ese es un momento que marca mucho en la vida de un deportista extremo, había que decidir si abandonar y volver sobre nuestros pasos o arriesgarnos a morir en el intento de hacer cumbre. Después del debate decidimos volver y les comunicamos al guía de los franceses por medio de gritos, nos comentó que se acercaba una tormenta lo cual sirvió para asegurar nuestra decisión.
Al poco rato perdí por completo mis energías y sentí que no iba a lograr volver; pero siempre con mi idea de nunca rendirse. La verdad no se que hubiera sido de esa idea sino hubiera tenido el apoyo de Derek, el canadiense, el cual nunca me dejó rendirme a pesar de que me caí muchisimas veces porque ya no sentía mi cuerpo. En medio de todo eso perdí un puto grampón, pero era impensable volver por el. No se de donde saque las energías para lograrlo pero tras algunas horas de caídas y levantes y mas caídas logramos divisar la carpa, era un montón de nieve que sobresalía. Me caí hasta el último paso pero logré llegar. Otro de los obstáculos que tuve que superar fue el sueño, hacía horas que me dormí y nunca había tenido frío hasta que me metí en la carpa y empece a tiritar alarmantemente. Pensé que moría de hipotermia y todo estaba mojado. Derek tubo que ayudarme a sacarme la ropa mojada y meterme en el slepping. Después de unos largos minutos todo pasó y salió el sol, nos preparamos y fuimos al refugio para poder irnos. Amablemente nos convidaron te y pan lo cual nos dio un poco de energía.  Tras una larga espera para conseguir una camioneta que nos bajara en medio de la nieve y cagados de frío llegamos a la entrada donde cogimos un bus hasta Quito.
No quiero contar la miera que pasó cuando fuimos a devolver el equipo y faltaba el grampón; pero la cosa es que perdimos 60 dólares.

lunes, 7 de febrero de 2011

Baños: descanso, aventura y diversión

Hay lugares para enamorarse, yo encontré uno de esos en Ecuador. Baños es una de las cosas mas hermosas y emocionantes que he vivido. Una ciudad anclada en un valle a la orilla del río Pastaza, rodeada de hermosas mntañas llenas de vegetación. Es un pueblo chico y encantador, donde también hay gente de muchos paises las cuales no modifican el paisaje de mal modo. Podrás encontrar mucho para hacer ahí y no es caro.
Por qué ame tanto este lugar? Dejenme contarles lo que viví.
Apenas llegamos con mi amigo Diego, al cual conocí en Guayaquil y es cordobés, fuimos a unas termas en la base de la montaña donde caía una cascada, muy relajante para llegar después de un largo viaje. Allí descomprimimos nuestras articulaciones y volvimos a la vida. Ahora estabamos listos para lo mejor. Inmediatamente buscamos un lugar  donde rentar bicicletas, no es difícil porque esta lleno de ellas y también rentan motos y gocarts. Todo el día de bicicleta por 5 dolares. Nos colgamos el casco y emprendimos el viaje de 61 km hasta Puyo en la entrada a a selva. A lo largo del paisaje hay paradas obligadas para ver las cascadas, es un descenso increible con paisajes de ensueño a lo largo del rio esquivando camiones a toda velocidad y bajo la lluvia. Es hermoso el sentimiento del viento en tu cara y estar al borde de ser atropellado por uno de los camiones, pero no importa es mejor acelerar que bajar el ritmo, además eso ayuda a sobrepasar el cansancio. Obiamente lo hicimos, la sensación de caer 25m  rumbo a unas rocas en el rio es interesante, no me causo miedo sino mas bien placer. Amo el recorrido de la adrenalina por mi cuerpo y la dopamina que viene después. No hay problema, es seguro ya que el señor que administra lo prueba todos los dias, aunque ese día cuando llegamos era muy temprano y tuvimos que esperar que lo terminara de armar asi que fui yo quien lo probó.En fin, todo fue interesante aunque fuera extenuante el llegar hasta Puyo y no encontrar un puto lugar donde comer. Al regresar tomamos un bus que nos dejó cargar las bicicletas.
Al otro día observamos  que mas podiammos hacer, por supuesto que había muchas cosas. Esta optamos por caminar en vez de andar en bici. Queríamos llegar a Casa del Árbol, el punto mas alto y el mejor mirador para ver el volcán Tungurahua a 2660 metros. El camino era interesante, con senderos marcadados un poco embarrados y llenos de vegetación un tanto estrechos, a veces puede ser confuso pero hay letreros de señalización. Después de andar un rato largo llegamos al lugar pero estaba cerrado y no había nadie, asi que tubimos que pasar por debajo de un alambrado. Por desgracia estaba nublado y no se veía nada, decidimos esperar hasta que se fuera la niebla. Nos culumpiamos en una hamaca que daba justo al vacío y tenía una vista hermosa. Al momento de entrar a la casa descurimos que un alambre nos obstruía a puerta. Diego intentó romperlo para poder pasar, yo opte por treparme y entrar por la ventana jajaja. Luego Diego logró entrar por la puerta. Se suponía que en ese lugar se encuentra un vigía; pero nosotros nunca lo vimos. Incluso cuando una familia llego para ver la casa pensaron que eramos los administradores y nos dieron un dólar jajaja. Era un buen lugar para estar, teniamos luz y llevabamos una netbook asi que escuchamos música.
Al volver nos encontramos con un pastor que nos invitó a tomar té de cedrón en su casa y comimos unas cosas que nos convido con mucho té. Después de hablar mucho  tiempo de lo buena que es la gente de a sierra y nos dispusimos  a irnos nos pidió unos dólares, se cayó mi imagen del amabilidad.
Luego regresamos corriendo cuesta abajo a la ciudad y nos fuimos a Quito, no si antes comprar melcocha, el dulce local extrañamente adictivo.

viernes, 28 de enero de 2011

Toda una aventura

Dejar Trujillo no fue cosa fácil, el micro salia de noche y tardaba muy poco en llegar a Piura, mi próximo destino y que te dejen en la calle a las 4:30 de la mañana no es algo muy seguro que digamos. Pero por suerte por 2 soles te llevan a la empresa que te saca de Perú rumbo a Loja y podes dormir en e suelo hasta que sea de día y te podas tomar el micro.
El calor de esa ciudad es insoportable y no tiene ningún atractivo asi que fue un alivio abandonarla. Los micros de Ecuador no tienen los asientos fijados así que podés sentarte en el que gustes que no hay problema, con suerte podrás viajar la mayor parte del recorrido con dos asientos para vos solo. Los trámites de la frontera por el paso de Macara es muy rápido y no te revisan nada, podrías pasar lo que se te ocurra.
Una vez en Loja, ciudad poco interesante, lo mas inteligente es ir a Vicabamba. Es un pequeño pueblo muy bonito que tiene una reserva ecológica cerca. Ahí tuve que dormir en mi carpa ,la cual descubrí que estaba rota, para pasar anoche. Con el ahí me refiero a un pastito que había en la parte de atrás de la terminal.
Acá es donde empieza la aventura divertida. Cuesta encontrar el lugar pero la experiencia vale la pena. En la entrada hay un libro de registros unos mapas con indicaciones y una caja para que deposites 2 dólares. La gente honesta los pone; pero para un viajero pobre esos 2 dólares significan dos comidas jajajaja. Una vez adentro, con la mochila gigante que tenía todas mis cosas, empecé a aventurarme por un cerro que se veía bonito. Se tornaba un poco peligroso por la lluvia y el barro a medida que subías y el camino se iba estrechando cada vez mas y veías una hermosa caída en tus pies. Pero a pesar de todo era fácil ir pasando entre la vegetación y la humedad terrible que había, con ruido de cientos de pájaros que nunca vi.
Todo iba bien, casi me llevo unos cactus conmigo, hasta que el camino se bifurcaba y no se notaba bien por donde había que seguir. Elegí el camino que parecía mas camino, el otro ni siquiera lo vi. Al principio era fácil caminar por la quebrada; pero en un momento el camino terminaba súbitamente y tuve que elegir otro. Por el costado pasaba una ladera bastante empinada que parecía transitable, y así lo era por lo menos en principio. Hasta que el barro y la inclinación era muy fuertes para continuar normalmente. Varias veces estuve por caer   colina abajo y romperme los sesos; por suerte no fue así. Lo que si pasó es que casi llegando a la cima, mi idea era llegar a la cima y encontrar el camino una vez allí, el camino se hizo imposible de seguir. Cada paso que daba podía significar una internación una vez que me encontraran. Decidí bajar pero era mas peligroso que intentar subir.
Saben lo que es tener que quedarse a la interperie en una pendiente de unos 60º y llena de barro, haciendo equilibrio y mucha fuerza para no rodar rumbo a las rocas? No tenía ganas de eso, solo quedaba la locura.
Si te dejabas resbalar un poco a unos metros había un árbol del cual agarrarse, justo elegí una rama con espinas y me raje la mitad de la mano; pero seguí deslizándome hasta llegar a la zona de la quebrada que antes me pareció intransitable. Es mas fácil bajar por las rocas que por el barro. Me encontré con obstáculo y no podía pasar con la mochila gigante, recuerden que nunca la dejé, así que la lancé varios metros de caída libre para después bajar yo aferrándome a unas rocas. Logré llegar a la quebrada, pero el camino seguía siendo difícil. Arrancando arboles de  raíz y lanzándome por caídas bastante grosas lanzar la mochila se convirtó en regla general.
No sabía que iba a ser de mi; pero tenía la convicción de que iba a salir de esa locura. No se imaginan mi satisfacción al volver a ver el camino que bajaba!!!!
Estaba aliviado pero sin ganas se seguir ahí. Decidí irme a la mierda y relajarme por unos días en otra ciudad. Cuenca me estaba esperando.

sábado, 22 de enero de 2011

Internacional Group

Hay muchas cosas lindas que se viven al viajar; los paisejes hermosos, la arquitectura, bla bla bla. Pero lo mas interesante de todo es la gente que uno conoce. Es lindo conocer gente de distantes puntos del globo terraqueo, las experiencias y las charlas extrabagantes que de ello se sacan son impagables.
En Trujillo extra;amente tube esa oportunidad. Que piensan ustedes de un grupo conformado por una colombiana, un checo, un frances, un ruso, un peruano y un argentino? Un grupo raro no es cierto?
Esto es lo lindo de viajar, charlas que van desde cerveza y vodka hasta mafia pasando por una cantante checa que nunca en mi vida habia escuchado pero que el chabon ruso amaba.
Despues ir a la playa, encontrarse con un grupo de argentinos y hacerles un partidito de futbol, argentinos puros vs. internacionales. Tomar un poco de mate, jugar al volley con unos peruanos y despedirse porque todo tiene un final, cierto?

jueves, 6 de enero de 2011

El Viaje!!!! (Machu Pichu)

Bueno, hay cosas quet todos esperamos en la vida, y por ellas hacemos todo lo que este a nuestro alcance y quizás mas; pero conseguirlas tiene un valor especial. Conocer Machu Pichu es una ellas, siempre fue un sueño. Aunque es un sueño bastante comun no pierde lo especial, lo mejor de los sueños no es el sueño en si, sino poder cumplirlo.
 Se pude decir que no fue un sueño fácil de realizar, conllevó mucho sacrificio; pero realmente valió la pena.
Como viaje en si fue gratificante y todo el mundo puede contarte lo que se siente aunque sea medio al pedo. Lo lindo de ir no solo es llegar sino el camino que te lleva, eso es realmente especial. Este camino en especial fue bastante rata, porque de por si Machu Pichu es muy caro y no somos ricos. 
 Te tenes que levantar un poco temprano, no tan temprano como para ir a las ruinas porque de todos modos no vas a entrar gratis; pero anda planeando que vas a tener que caminar.
Primero que nada fuimos con el culo un poco apretado a la zona no mas linda de la ciudad donde esta la terminal Santiago, hay que tener cuidado porque nunca se sabe que puede pasar en Perú y no es lindo que te sodomicen. Desde ahí se toma un micro que te lleva hasta Santa Maria, es un viaje de mierda con un montón de gente parada y vas a terminar con las piernas adormecidas. Después te tomas uno de esos taxis que encontras ahí hasta Hidroeléctrica, o por lo menos eso te dicen, es un camino peligroso y los taxis van echando puta al borde del precipicio; pero llegas en un ratito y vivo que es lo mas importante. Ahora si empieza lo interesante, 15 km de pura caminata por el medio de la selva siguiendo las vias del tren. Con suerte vas a encontrar bananas para comer; pero si llegaste al limite de lo raton como nosotros y vas en enero cuando en vez de lluvia se le dice aluvion, lo mas probable es que termines escurriendo. No te equivoques, es una aventura interesante.
 En un principio tenes que pasar por un puente colgante maravilloso, maravillosamente para hacerte cagar, que pasa por encima de un río de escala III o V. Después seguimos por un lugar super seco bordeando el rio hasta que nos topamos con una selva y empezamos a subir por una lomada. Aclaración, hay que seguir subiendo cuando encontras una bifurcación, eso te llevará a las vías del tren. Ahora si es mas fácil la cosa, con cuidado y siempre atentos seguimos las vías por entre la selva. Vemos plantas y animales hermosos y nos empapamos con la lluvia y la niebla no nos deja ver muy lejos. Siempre hay que pasar los túneles con cuidado, no vaya a ser que nos agarre el tren en el medio porque vamos a ser puré de mister (como te dicen todos los peruanos si sos rubio o tenés cara de extranjero). Así, con cuidado, se llega a aguas calientes.
A esa altura es bastante tarde y conviene dormir en algún lado, hace frío y no te dejan acampar, asi que mejor nos conseguimos un hostal barato y dormimos bien porque mañana nos tememos que levantar a las 4 am. Por qué a esa hora? Porque nos espera un largo y empinado camino a Machu Pichu en donde no vamos a ver muy lejos de nosotros y vamos a chorrear como antes. Miles de escaleras iinsoportables se van a meter en tu camino; pero no te preocupes si tenes suerte y la niebla se disipa cuando llegues arriba vas a ver una maravilla. Por fin Machu Pichu, el sueño realizado.
 No tuvimos la suerte de inmediato, asi que lo único que vimos fue un gran manto blanco que cubría la ciudad; pero era un hermoso manto blanco jajaja. Lo mejor que podes hacer es caminar por ahi, ya se que estás hecho bolsa, pero podés subir el Waina Pichu total está a unas horas mas de caminata. Cuando bajes es posible que se haya despejado como nos paso a nosotros y ahi podés empezar a conocer mejor que los inútiles que ya vieron todo. Con mucho esfuerzo subis hasta la puerta del sol y sacas la típica foto con las ruinas y la montaña de fondo, recorres lo que te queda y emprendes el camino de vuelta. Está vez significa bajar hasta aguas calientes y volver a caminar los 15 km que te llevan al taxi.
 Lo más divertido de la anécdota fue el loco viaje en taxi. Los personajes que habían ahí eran impagables. Una familia de mexicanos que lloraban porque al hermano lo habían cagado en la empresa no dandole el pasaje en tren y diciendole que haga el camino que nosotros acabamos de hacer. Le decimos a la chica que es seguro pero no comprende. Se arma un quilombo en la combi porque esta chica llama a la empresa y a todo el mundo para averiguar donde esta su hermano, por fin lo encuentra y se queda tranquila, deja de llorar y es un alivio para todos. Lástima que tiene otro problema, la traficc que suponía llevarla la dejó plantada a ella y sus familiares, de ahi que viniera con nosotros.
 Por supuesto llamó a la otra empresa y se quejó, de ahi en mas nos empezó a perseguir un tipo con una remera verde para que se subiera a su taxi y no demandara a la empresa. Cosa que no sucedió nunca pero todos nos bancamos los gritos y los retrazos. No era lindo todo eso; pero la ruta era peor, con decirles que dos chicos que eran ateos empezaron a rezar jajajaja. La ruta divina a lo largo de los precipios, acompañada por la lluvia y la neblina y un chofer que no frenaba para doblar por las curvas super cerradas hacían al taxi una trampa mortal y el camino a Cusco es larguísimo. Todos temimos por nuestras vidas, yo a esa altura ya me cagaba de risa, porque no solo era la situación sino el ambiente bizzarro que lo acompañaba. Con la familia de mexicanos, el chofer que estaba a punto de ser asesinado por los de la otra empresa y para colmo escuchando Wendy Zulca de fondo. En Argentina la había escuchado pero lo tomé a modo de gracia, no puede ser que esta gente lo escuche enserio.
Lo único que quedaba por hacer es intentar dormir entre los cabezasos contra el vidrio en las curvas cada 5 segundos; pero por fin llegamos a destino sanos y salvo. No contentos porque eran las 12 30 de la noche y no podíamos caerle a la casa del que nos alojaba hasta entonces, asi que tuvimos que volver a gastar en un maldito hostel. Machu Pichu estaba visto.

viernes, 31 de diciembre de 2010

Ruinas de colado

70 SOLES cuesta ver la ruinas de Saqsaywaman pero como siempre en todos lados hay gente rata que no quiere gastarse ni un peso. Es un poco duro; pero si te levantas a las 4:30 de la mañana y caminas para llega a las 5 a la entrada de las ruinas lo único que encontraras es un tipo en la entrada, que es buena onda y te deja pasar, y la gente que limpia. Es decir, no solo pudiste entrar gratis sino que estas practicamente solo.
Si te apuras y caminas unos pocos kilometros mas podes ver la próxima ruina, Q´uenco, mas alla no son tan interesantes como esas dos asi que no vale la pena seguir corriendo para que no te cobren nada.
Nosotros lo hicimos con unos franceses, con los cuales nos aventuramos a cruzar unos alambrados para poder entrar a unas ruinas prohibidas que realamente valian la pena por lo que paso despues. Cuando uno de los tipos que cuida nos vio empezo a sequinos y tuvimos que correr para poder escapanos, metiendonos a una hacienda privada donde habían caballos y vacas y seguir corriendo por ahi. Fue muy dificíl salir porque siempre nos topabamos con casas y no queriamos ser atrapados, sin contar con que el barro nos llegaba a las pantorrillas; cuando estabamos por salir y habiamos vislumbrado un callejon por el cual hacerlo nos ve un tipo de la hacienda (el camino de la hacienda deben haber sido 2 km) y nos empieza a buscar asi que volvimos a correr hasta que estubimos sanos y salvos en la carretera por la cual decendimos hasta la entrada a las ruinas principales, pasando por un cristo blanco que estaba lejisimo; por suerte el tipo que estaba en la entrada no nos dijo nada porque ya eran las 7 y estaban controlando los tickets.
Ya saben, si se levanan temprano y corren podrán conocer cosas muy interesantes.

Cusco

Guauuuu por fin en Cusco, siempre creí que se escribía con z pero aca en todos lados sale con s. A quien le calienta eso!!!! Estoy en Cusco, un paraiso. Es una cidad realmente hermosa a pesar de que cada dos segundos me ofrzcan algo que no les voy a comprar y me hablen en ingls porque se creen que soy yanky.
Es increíble la cantidad de gente que hay, por suere caminando se encuentran cosas baratas porque alrededor de plaza de armas es muy caro; pero lejos se puede comer dos platos por 3 soles.
No se realmente si el tipo que nos esta alojando nos va a cobrar porque tiene toda la pinta de un hostal; pero ni en pedo le pagamos ni un sol.